Con un pie torcido

Un bloque de cemento en suspensión: me tambaleo en el aire, lista para caer y (casi deseosa) de romperme en pedazos, de desaparecer. Algunos días son así, a pesar de toda la terapia que has hecho y haces, hay días en los que todo vuelve atrás, en los que te pillas en los mismos patrones y en las mismas situaciones que pensabas haber superado. 

Sigue leyendo “Con un pie torcido”

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑