Oda a la regla

Hace unos años, recién me habían diagnosticado EM, tomaba Avonex, una interferona que se inyecta intramuscularmente y se aplica una vez cada semana. La odiaba.

Hace unos años, recién me habían diagnosticado EM, tomaba Avonex, una interferona que se inyecta intramuscularmente y se aplica una vez cada semana. La odiaba. Me dejaba K.O. 3 días sobre 7, como si tuviera gripe cada semana, y cuando entraba en fase premenstrual de repente sentía todas juntas las heridas que me habían dejado los brotes. Estaba más vulnerable y todo lo sentía más. Es cierto que en ese momento todavía no había empezado mi dieta (véase post: https://elcucarron.com/2018/09/25/alimentacion-y-esclerosis-multiple/), mi cuerpo estaba muy intoxicado y vivía mi período como un tormento, varias veces llegué a tener incluso vómitos así de repente mientras paseaba por la calle.

Luego con los años, y con los cambios de alimentación, han cambiado mucho mis menstruaciones. En el plano físico, al menos, ya no tengo dolores aunque siempre me pesan más mis heridas en ciertos momentos del mes.

Desde el punto de vista emocional, sin embargo, cada regla es un parto gemelar, un ciclo en el que mastico asuntos de mi vida, algunos para solucionarlos, otros solo para seguir dándoles vuelta, con el flujo de mi sangre.

Desde que me diagnosticaron, fue siempre más necesario escuchar mi cuerpo, lo que me decía, día tras día. Reivindico estas histerias, esta rabia de animal herido que se esconde en la cueva, porque son las incomodidades por las que hay que pasar para florecer. Y es el fastidio hacia las incongruencias de la vida también, que nos toca tragar, y que se rebela ante hechos como por ejemplo que en el 2018 todavía tengamos que luchar para que, nosotras las mujeres podamos disponer de nuestro cuerpo libremente y podamos ejercer este derecho todas en las mismas condiciones.

La enfermedad me llevó a conectar con mi cuerpo y, por ende, me ha permitido recuperar la relación con lo más profundo que tengo, un lenguaje que antes hablaba en automático sin valorizar la riqueza de su léxico.

Hoy finalmente, y a pesar de todo, puedo decir, ¡Gracias Regla!

_________________________________________

Este post ha sido posible gracias a la colaboración de Uri (gracias por ese cuadro que tantas veces ha hecho de escenografía de mis vídeos) y Pablo (gracias por improvisarte director ;).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑